Test Design Lighthouse


Foto: Thehero

El monstruo verde de Yakarta

Detrás de "Jakarta Green Monster" se encuentra un grupo de activistas dedicados, en especial, a la conservación y renaturalización de los humedales en la metrópoli indonesa. La mayoría de los miembros son jóvenes y estudiantes. Junto con Fauna & Flora International, luchan contra la inmensa contaminación del medio ambiente y la destrucción de la naturaleza inmensas en la zona costera.

 

 

Java es la isla más poblada de Indonesia y ofrece muchos contrastes en relación con el paisaje, la gente, la religión y la cultura. La isla es muy hermosa, con pueblos tranquilos sobre un paisaje fecundo con volcanes humeantes y monumentos antiguos. Sin embargo, tiene también una cara no tan hermosa, visible en sus ciudades sucias y sobrepobladas, sobre todo en la capital Yakarta, colapsada por el tráfico y la basura y en donde los contrastes entre riqueza y miseria de la gente son evidentes.

 

En una metrópoli como Yakarta, la naturaleza, como las tierras bajas húmedas, tiene un papel decisivo para el bienestar de la ciudad y sus habitantes. Los humedales alojan una flora y una fauna especiales, absorben el agua de lluvia sobrante y ofrecen una zona recreativa para la población local. Sin embargo, los humedales de Yakarta están fuertemente amenazados por el alto grado de contaminación, incluso por el encauzamiento masivo de residuos líquidos y sólidos. Esto conlleva graves efectos en los humedales cercanos a la costa, los cuales ya están fuertemente fragmentados y degradados. Quien viva en las cercanías de estas zonas tiene muchas probabilidades de sufrir inundaciones y enfermedades por la falta de higiene.

 

Los últimos restos de humedales naturales en las zonas costeras urbanas de Yakarta son el bosque protegido de Angke Kapuk y la reserva de vida silvestre Muara Angke. Ambas áreas protegidas prestan servicios medioambientales críticos, como la retención de inundaciones y la protección de la costa, a más de 10 millones de habitantes del área urbana del norte de Yakarta. Estas zonas son importantes no solo para la protección del medio ambiente urbano de Yakarta y para la gente que allí vive, estos humedales son también decisivos para la conservación de la biodiversidad.

 

Problemas y amenazas

La mayoría de los humedales costeros de Yakarta han sido convertidos en zonas residenciales e industriales. La superficie se ha reducido a menos del 6 por ciento del término municipal y seguirá disminuyendo, a no ser que se logre detener su destrucción mediante medidas efectivas. La contaminación del agua, como resultado de la eliminación irregular de residuos líquidos y sólidos, es inmensa. Los ríos son utilizados de manera impropia, en especial para la eliminación de residuos, y reciben un 17 por ciento de los 35.000 metros cúbicos de basura que la población de Yakarta produce cada día y solo la mitad es recogida por las instituciones locales. El agua fluvial está contaminada con metales pesados, en especial mercurio, y con pesticidas, que han sobrepasado los límites aceptables.

 

Los barrios ubicados en la desembocadura del Angke, con aproximadamente 25.000 habitantes en 2.000 casas pequeñas, están entre los más pobres de Yakarta. En promedio, de 2 a 3 familias, de entre 10 y 15 personas, viven hacinadas en una superficie de menos de 20 metros cuadrados. El 50 por ciento de los habitantes trabaja en el sector de salarios bajos, el resto trata de obtener su sustento, día tras día, de alguna manera. No solo las frecuentes inundaciones tienen consecuencias para estas comunidades ya de por sí pobres. La problemática de la basura y la escasa higiene provocan graves problemas sanitarios, como enfermedades de la piel, dengue y diarrea.

 

Objetivos del proyecto

El programa "Jakarta Green Monster" (JGM) persigue la mejora del medio ambiente mediante la siembra de manglares, acciones de limpieza y talleres, a la vez que se generan fuentes de ingreso mediante el proyecto. En conjunto, estas medidas conducirán a reducir las inundaciones, disminuir la erosión de las costas, aumentar la diversidad de las especies y crear zonas verdes abiertas para los vecinos. Las posibilidades de obtener un ingreso en este foco social mejorarán en un medio ambiente intacto que facilite los recursos necesarios. Además, en un futuro deberán existir paquetes educativos para escuelas, universidades y otros grupos. Actualmente, gran parte de los plantones para las plantaciones provienen de una jardinería de la comunidad que es atendida por un voluntario de JGM. Esta parte está siendo ampliada, de tal manera que mujeres y jóvenes de la comunidad participen y reciban cursos de formación.

 

En concreto, se trata de cuatro metas parciales:

- El saneamiento y conservación del humedal de Angke-Kapuk mediante la siembra de manglares, el seguimiento de los manglares y de la fauna, así como el control de la calidad del agua en cinco estaciones en el área Angke-Kapuk.

- La conservación de los hábitats con medidas de limpieza y eliminación de basura. Mediante un foro de todos los actores se realiza la planificación conjunta de la gestión de residuos a nivel vecinal en Kapu Muara y zonas aledañas y el vertedero será inspeccionado con mayor cuidado. Las áreas que hayan sido limpiadas serán sembradas con manglares.

- El desarrollo de ingresos para la comunidad mediante la introducción de un sistema de compostaje y reciclado de plástico en Kapuk Muara y Muara Angke, así como la sensibilización de los pueblos vecinos.

- La ampliación del cultivo ajardinado de plántulas de manglar en la comunidad junto con el curso de formación correspondiente.

 

 

 

Foto: Thehero

Duración del proyecto:

desde Noviembre 2011

El monstruo verde de Yakarta en youtube