Test Design Lighthouse


El área de Chale-Kinondo - en resumen

Chale Kinondo se encuentra en la localidad de Kinondo, en la comarca Msabweni del distrito de Kwale, en la provincia costera de Kenia. Al norte de esta región fluye el río Mwachema (a unos 26 km al sur de Mombasa) y al sur está la isla Chale, un famoso enclave turístico. A unos 20 km más al sur de esta región está el río Mkurumudzi. A pocos kilómetros del desembarcadero de pescado de Chale-Kinondo pasa la carretera Mombasa-Tanga, que une Kenia y Tanzania, y que atraviesa la ciudad de Ukunda. Según la Autoridad de Desarrollo Costero (CDA), en un informe del 2002, la zona marina de Diani-Chale abarca unas 250 hectáreas.

 

Esta costa se caracteriza por los arrecifes de coral, con acantilados bajos, a unos 15 m por encima del nivel del mar. Las playas destacan por su extensión de arena blanca, la más atractiva para el turismo. El bosque bajo tropical y zonas de espeso matorral con manchas aisladas de restos de los famosos bosques kaya dominan el paisaje más hacia el interior.

 

Al norte hay construcciones bien urbanizadas, de carácter turístico y residencial, aunque la carretera de la playa está sin asfaltar a partir de Neptune Resort, a unos 6 km del desembarcadero de Chale-Kinondo. La zona sur está en su mayor parte sin urbanizar, aunque están empezando a surgir rápidamente urbanizaciones aisladas cerca de la playa.

 

Una boda tradicional Musulmana

La comunidad de Chale-Kinondo

 

Los habitantes de esta zona son principalmente los digo, una de las tribus que componen la etnia mijikenda.

Los digo son uno de los nueve clanes que forman los mijikenda, cuyo nombre significa "las nueve kaya". A finales de la década de 1940, cuando se produjo un movimiento entre las comunidades costeras para formar organizaciones asociativas de carácter político, nació la Mijikenda Union, que dio así lugar al nombre de "mijikenda" (Ponencia personal, 2001). Para protegerse de los belicosos masai y samburu, preferían vivir en aldeas fortificadas situadas en colinas boscosas, denominadas "kayas", principalmente a lo largo de la meseta baja que discurre de norte a sur, a unas doce millas hacia el interior del litoral de Kenia.

 

Desde los siglos XV y XVI, los digo han vivido en las llanuras y colinas del interior de la franja costera de Kenia, al sur de Mombasa, donde construyeron la primera kaya, denominada Kwale, en el interior y, posteriormente, la kaya de Kinondo en la costa (Spear, 1978). Después, al dispersarse por las llanuras costeras en el siglo XVII, los digo fundaron otras kayas menores a lo largo de la costa de Ukunda, Tiwi y Pongwe. En esta región crearon un floreciente comercio con los asentamientos swahili cercanos y establecieron estrechos lazos con los vumba (un grupo swahili) de Vanga, que mantuvieron hasta el período colonial (Spear, 1978).

 

A principios del siglo XIX, las caravanas de los vumba-digo fueron pioneras en el comercio a larga distancia con el interior, a lo largo de las rutas regionales establecidas anteriormente por los digo. Después de mediados del siglo XIX, se adentraron más allá de Chagga, hasta Samburu y el Lago Victoria, trayendo a su regreso marfil y esclavos. A pesar de su dominio sobre la mayor parte del comercio entre la costa y el interior, a mediados del siglo XIX los digo perdieron su predominio frente a los swahili y los árabes, asociados con el imperio de Zanzíbar (Ngweno 1995). Desde entonces, las mayoría de los digo se han dedicado a la explotación de los recursos pesqueros del litoral. Otros grupos mijikenda, aparte de los digo, son: los giriama, lauma, ribe, kambe, jibana, rabai, chonyi y duruma.

 

Actividades comunitarias en el área de Chale-Kinondo

 

Los habitantes de la comunidad en torno a Chale son principalmente pescadores, agricultores o una combinación de ambos. En esta comunidad se cultiva mayoritariamente maíz, que se ha convertido últimamente en el alimento básico de muchas comunidades kenianas, verduras y hortalizas diversas, así como diferentes tipos de árboles frutales; los más comunes son los cocoteros y los mangos. Todas las granjas que hemos visitado hasta ahora tenían al menos unos cuantos cocoteros, o los había en las inmediaciones, muchos de ellos sin cuidar, pero que se aprovechan de una forma u otra.

 

Hay una importante mezcla entre agricultura y pesca. Aunque la mayoría, o más bien la totalidad, de los miembros de esta comunidad poseen pequeñas granjas o trabajan en las que poseen sus padres o familiares, muchos de ellos participan también en actividades pesqueras. Los miembros más jóvenes de la comunidad también buscan empleo como mano de obra de carácter temporal o fija en los hoteles e instalaciones para el turismo.

 

La mujeres mayores se quedan en las granjas, bien cuidando de sus nietos e hijas o bien ayudando como comadronas y ejerciendo la medicina tradicional. Las mujeres jóvenes se dedican al pequeño comercio, algunas venden ropas y otras mercancías para turistas por las playas. En el desembarcadero de Chale-Kinondo, las mujeres jóvenes preparan comida, que cocinan en el propio lugar o en su casa y la traen para los pescadores al desembarcadero, donde la venden a precios asequibles.

 

Al principio